Donde se disparan las emociones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El salón de clases no es diferente al de una primaria común. Un trapeador en una esquina, sillas que no llegan a veinte, dos pizarrones, un mapa en una ventana. En la esquina de una mesa, se levanta una pequeña torre de libros de Flaubert, Roberto Vallarino, Fernando Guerrero y Luis Ángel Martínez Diez.

El salón de clases no es diferente al de una escuela normal. Pero aquí, las preocupaciones son otras.

A los alumnos les preocupa que a los programas contra las adicciones no se les de el seguimiento debido. Les interesa que la sociedad se de cuenta de que ahí también hay buenos seres humanos y, ante todo, les preocupa que necesitan emprender con urgencia una campaña contra los “Patos”, manualidades que se realizan con las hojas de libros que han sido cortados en pedacitos.

Este lugar es el salón de los alumnos del taller literario que semana tras semana, se realiza en el Centro de Reinserción Social 1.

De la poesía al teatro callejero

La mirada de Juan Antonio Esquivel de los Santos equivale en profundidad sólo a sus críticas literarias. Él escribe como habla: con un manejo del lenguaje en el que se entretejen citas filosóficas, un análisis breve de la literatura contemporánea, su formación académica como psicólogo. Entró al taller por inquietud. La misma inquietud que no deja a su cabeza libre de reflexiones ni un instante, y que lo obliga a llevar una libreta con él las 24 horas del día. Escribe poesía, y trabaja en una novela y en un testimonial acerca de la homosexualidad adentro del Cereso.

Víctor Manuel Serrano Martínez es el dramaturgo del grupo. Miembro de una congregación cristiana, adapta pasajes bíblicos a obras de teatro. Pero también escribe poesía, y encontró en la literatura un medio para sacar sus emociones, “he superado muchos ciclos en mi vida, he cerrado círculos gracias a la literatura”.

Abel Simental Ortiz, Don Abel, como lo llaman todos, ahora tiene alrededor de quince publicaciones entre poesía y narrativa. Él también escribe como habla: lleno de nostalgia. Escribir le ayuda a despejar su mente, se inspira en su hija, en sus seres queridos: “lo que no puedo decir, lo escribo”.

Paulo Correa es músico y cuentista. El cuento es su manera de liberar tensión: agrega un poco de lo que le platican sus compañeros, un poco de su propia vida, un poco de fantasía, y listo. Para él, la música y la literatura van de la mano porque “narran historias que la gente está dispuesta a escuchar”.

La historia del taller

Jesús Alvarado Cabral comenzó el taller literario “Desde adentro” en el 2006. Como fruto del trabajo realizado, se imprimieron dos folletos y un libro de poesía llamado “Tres voces desde adentro”, una antología que reunió los textos de tres participantes del taller.

Hasta ese momento, el taller se había especializado en poesía. Sin embargo, después de la publicación de “Tres voces desde adentro”, Alvarado decidió iniciar uno enfocado a narrativa, por lo que invitó a Francisco Márquez Razo a impartir las clases. Después de una pausa de dos años, el taller reinició en febrero de 2012, y desde el 2013, un periódico local comenzó a publicar semanalmente textos de los participantes. “Creo que el hecho de publicar en este medio impreso empezó a cambiar la actitud de la propia institución, del propio ICED e incluso de los propios custodios”, explica Márquez Razo.

Para él, su experiencia como tallerista sólo puede definirse con una palabra: satisfactoria: “más que enseñar yo vengo a aprender, no nada más en lo que respecta a literatura, sino creo que a veces nos quejamos mucho, los que estamos de este lado, de la vida, y conocer a personas que tienen problemáticas mas intensas que uno, y a pesar de eso le echan todas las ganas e intentan crecer como seres humanos, te sirve para decirte “¿tú de qué te quejas?”. Además, en la lista de satisfacciones también se encuentra el momento en que algún alumno presenta su primer texto, “o escuchar cuando me dicen ‘escribir me ha cambiado no sólo la forma de ver, sino mi propia realidad’”.

Por esto, tanto el maestro como los alumnos esperan que “la cereza del pastel” sea la publicación de la nueva antología, “Desierto Adentro”, que de acuerdo a las declaraciones de Luis Cobos, representante del Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), durante la última sesión del taller, se publicará durante finales de febrero.

Un taller mixto

Durante el 2006, en una entrevista para El Siglo de Durango, Jesús Alvarado explicó que: “por lo pronto, sólo imparto el taller a reclusos varones, pero espero que en un futuro se me brinde la oportunidad de trabajar también con las mujeres, incluso me gustaría que se pudiera abrir un grupo mixto”.

Actualmente, Alma Rosa Cervantes es una de las tres primeras alumnas del taller. Siempre ha dicho que no sabe leer ni escribir bien, pero su trabajo también ha sido publicado ya, y el taller le permite ocuparse mientras espera que suceda algo que le prometieron hace mucho tiempo, “me dijeron que me iba en tres meses, y ya llevo un año tres meses”.

En este salón de clases, están los alumnos que hojean un libro, los que sostienen sus poemas en hojas de máquina a unos centímetros del rostro. Están los que ya escriben en las libretas que el ICED acaba de regalar, prometidas, como el nuevo libro, desde el año pasado. En este salón de clases, todos tienen algo en común: todos dejan que las palabras de quienes leen se les inserten de la única manera que es posible: desde la solidaridad. Aquí, la soledad y el silencio se convierten en literatura. Justo como Carlos Córdova García lo explica, “aquí se disparan las emociones”.

Publicado en El Siglo de Durango.
Anuncios

Acerca de sncalderon

Érase una vez una princesa que quería ser escritora.
Esta entrada fue publicada en La vida es Arte, Siempre Literatura y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s